Descubre la belleza de las joyas árabes

Descubre la belleza de las joyas árabes

Las joyas árabes son elegantes, exóticas, llamativas, estilosas… A pesar de que en la actualidad las mujeres árabes utilizan cada vez más joyas de estilo occidental, la tradición de las joyas árabes sigue estando muy presente y algunos accesorios son imprescindibles.

La belleza de las joyas árabes

Los árabes cuentan con un estilo exótico y llamativo, por lo que su joyería cuenta con elementos exuberantes de atractivo brillo que además suelen tener un significado determinado y tradicional que ha llegado intacto hasta nuestros días. Y eso que la historia de las joyas árabes se remonta a las más antiguas civilizaciones. Ya en el antiguo Egipto las joyas tenían un significado y el hecho de lucir una determinada joya representaba un determinado estatus social, pertenencia a un determinado grupo, una serie de privilegios, un determinado cargo, etc. En aquella época las telas eran adornadas con joyas en plata, oro, piedras preciosas, cobre, bronce, etc.

Los faraones y aquellas personas de la realeza y de las más altas jerarquías contaban con una gran cantidad de joyas que distinguía sus atuendos del resto de la población. Lucían brazaletes, diademas, collares realizados por grandes maestros orfebres que les atribuían con estas joyas árabes autoridad, protección, poder, fuerza, sabiduría y por supuesto elegancia y distinción. Con el tiempo las joyas fueron adquiriendo cada vez más relevancia social, especialmente en las mujeres. Servían también para atraer a la suerte y alejar el mal y los espíritus dañinos.

Joyas árabes

En esta época una de las joyas árabes más importantes eran los anillos, que significaban poder y autoridad. Eran utilizados tanto por hombres como por mujeres y tenían un gran tamaño. Era muy habitual que estuviesen decorados con algún elemento representativo que le aportaba aún más significado como un escarabajo o una serpiente, símbolos que significaban protección ante el mal, influencias negativas o peligrosas. Los faraones y los miembros de la realeza, junto con los más importantes nobles eran después representados con esas joyas, permitiendo así que siglos después pudiéramos comprender el significado de las mismas e identificar así a reyes, reinas y demás miembros de las altas clases sociales. Así también se ha podido identificar a aquellos que no portaban joyas como miembros de las clases sociales más bajas, exclavos, sirvientes, etc.

La tradición indicaba también que cuando una persona de alta clase fallecía, ésta era enterrada con todas sus joyas, de todo tipo, desde anillos, diademas, collares, etc, todo ello como símbolo de protección y para que el tránsito a la nueva vida estuviera alejado de peligros y espíritus malignos. De hecho muchas de las joyas árabes con las que fueron enterrados faraones, reinas, príncipes, personas pertenecientes a la religión, etc, son a día de hoy grandes tesoros históricos que se pueden contemplar en distintos museos, como el Museo de El Cairo, donde se encuentra quizás la mayor colección de joyas árabes del mundo.

Las joyas árabes en la actualidad

Con esta amplia tradición, a día de hoy nos encontramos con que las joyas árabes siguen teniendo un significado muy importante en muchas culturas aunque evidentemente se han producido cambios con respecto al significado original. A día de hoy se siguen empleando diademas, brazaletes, anillos, aros, pendientes en oro y plata, con piedras preciosas de distintos colores, de un brillo espectacular para seguir siendo fieles al estilo original, ostentoso y exótico.

Pero también es cierto que a día de hoy las joyas árabes son más propias de las mujeres que de los hombres y en muchos casos significan un compromiso, el del amor de un hombre y una mujer que se prometen en matrimonio. Es más, la tradición señala que si el marido fallece, la mujer puede vender estas joyas como medio para salir adelante.

Las joyas árabes siguen siendo una parte importante de la vida en sociedad, ya que se lucen especialmente en ocasiones especiales como reuniones familiares, bodas, ceremonias de todo tipo, fiestas, etc. Y el oro junto con las piedras preciosas siguen siendo los materiales protagonistas de las joyas árabes. Y es que en la cultura árabe, el amor por las joyas es mucho más profundo e importante que en otras culturas, de ahí que tanto hombres como mujeres cuenten con ellas para ocasiones especiales. Y a pesar de que en la actualidad las mujeres árabes tienden a lucir también piezas occidentales, las joyas árabes más tradicionales como los brazaletes, pulseras de gran grosor, grandes anillos y llamativos pendientes siguen siendo los protagonistas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: