La serigrafía en el tiempo

La serigrafía en el tiempo

La serigrafía es una técnica que se emplea a la hora de reproducir imágenes y documentos sobre cualquier material. La serigrafía proviene de la cultura oriental, ya que se estima que los habitantes de las Islas Fidji realizaban etiquetas serigrafiadas usando las hojas de plátano agujereados, después de encontrar impresiones correspondientes al año 3000 a .C. También se cree que los habitantes de la antigua China usaban la serigrafía según cuentan sus antiguas leyendas. La serigrafía también fue usada por los egipcios para la decoración de las pirámides y murales. Se encontraron dibujos en las cavernas del pirineos realizados con esta técnica pero no hay datos exactos.

El nombre de la serigrafía proviene de sericum (seda, en Latín) y graphe (escribir, en Griego). En la edad media utilizaban plantillas en madera para la impresión de naipes y además usaban elementos ornamentales para realizar figuras religiosas.

En Estados Unidos se realizaron las primeras etiquetas serigrafiadas sobre papel en 1916. Aunque el sistema fue patentado por Samuel Simon en Gran Bretaña. Guy Maccoy fue el primer hombre en usar la serigrafía para fines artísticos. Sus dos primeras fueron en el año 1932. En las oficinas del Proyecto Federal del Arte se realizaron impresiones, carteles ligados al servicio municipal y portadas de libros en 1935. Esta tecnología fue popular en los movimientos pop art de la década de 1960, ahora lo vemos cada vez más en las bellas artes y en impresiones comerciales.

Hay diferentes tipos de serigrafía: la serigrafía manual, la semi automática, la circular, en paraguas, la automática y textil. Se puede emplear en varios materiales, vidrio, cartón, plástico, papel, metal o tela. Gracias a la serigrafía podemos imprimir muchos artículos de publicidad en muy poco tiempo y sin perder su calidad.

En estos tiempos de movimiento social y social media no hay mejor manera de expresarse o promocionar algo que usando la serigrafía, tanto para pequeñas empresas como para organizaciones mundiales, con el fin de hacer llegar su mensaje de la mejor manera posible, ya que las etiquetas serigrafiadas nos salen muy económicas y son de buena calidad. Las campañas de publicidad cuestan mucho y no están al alcance de todo el mundo. La serigrafía en ropa es económica y rápida y lo mejor de todo es que es de muy buena calidad. Es hasta beneficiosa a la hora de regalar, porque puedes hacer un diseño con el mensaje que quieres hacer llegar a esa persona sin tener que gastar mucho y además lo conviertes en un regalo original.

 

A %d blogueros les gusta esto: