Consejos para limpiar tus joyas de oro y de plata

Consejos para limpiar tus joyas de oro y de plata

Si tienes anillos, pulseras, brazaletes, pendientes o cualquier joya ya sea de oro o plata y con el tiempo te has dado cuenta de que se ha puesto negra, ha perdido su brillo y en definitiva ya no es lo que era, no te preocupes, porque hay ciertos métodos que van a ayudarte a recuperar su estado natural, el de esa joya reluciente que te fascinó al verla por primera vez, porque aunque el oro y la plata son materiales muy duraros, es cierto que se suelen ensuciar bastante, pero no por ello se estropear, solo hay que limpiarlos bien para que vuelvan a estar perfectos.

 Hay unos cuántos métodos que veremos a continuación para poder dejar tus joyas en el mejor estado posible, aunque debes tener en cuenta si los objetos que tienes están bañados en oro o plata o si bien son macizas, ya que no es lo mismo lavar un anillo hecho de plata que bañado en plata. También es importante si, por ejemplo, quieres limpiar un anillo que tenga un diamante o un collar que tenga una piedra incrustada, ya que quizá con la limpieza pueda dañarse, por ello hay que tener cuidado y si quieres limpiar la piedra en cuestión, utilizar otros métodos.

Métodos para limpiar el oro

Uno de los métodos más efectivos para limpiar el oro macizo es coger un recipiente, no tiene porqué ser muy grande, llenarlo entonces con agua tibia, si está muy fría o muy caliente no funcionara igual.

Entonces se echa un poco de detergente de platos, para conseguir esa agua con jabón que necesitamos para ahora introducir nuestra o nuestras joyas en ella. Puedes dejarlas ahí unos 30 minutos, no importa si se quedan un poco más, en este tiempo se irá quitando toda la suciedad acumulada.

Entonces, con un cepillo que tenga las cuerdas blandas, de hecho, cuanto más blandas sean, mucho mejor, ya que dañará menos el oro. Se frota cada una de las joyas y se dejan otra vez en el recipiente, para aclarar. Después se secan y listo, las joyas están tan perfectas como el primer día.

Como consejo, si las joyas están muy sucias porque están muy viejas, por ejemplo, puedes añadir algunas gotas de amoníaco, pero no mucho ya que puede dañar si hay algo de metal en la joya o alguna incrustación.

Métodos para limpiar la plata

La plata no resiste tanto como el oro, pero también es más sencilla de limpiar, ya que simplemente con agua, puede dejar las joyas en perfecto estado, es muy posible que no necesites más que eso, quizá un poco de jabón normal, pero es muy sencillo que queden muy bien solamente utilizando agua.

Aunque, por supuesto, si quieres una limpieza más en profundidad o la joya en cuestión está muy sucia, existen otros métodos. Por ejemplo, la leche, si en vez de agua, metemos las joyas en un recipiente con leche, dejamos actuar unos minutos y frotamos un poco, veremos cómo se va prácticamente toda la suciedad que tuviera acumulada, además de dejar un brillo impresionante en todas.

Otro de los métodos más interesantes y efectivos es coger un recipiente y llenarlo de sal y agua. Después coger un poco de papel de aluminio y ponerlo en el fondo, hundir nuestras joyas hasta él y dejar actuar unos minutos. Tanto la sal como el agua y el papel, van a hacer de imán para toda la suciedad acumulada, así que el efecto será más poderoso aún y dejará unos resultados más impolutos todavía.

También se puede cambiar la sal por detergente como hemos hecho con el oro, de esta manera también deja las joyas de plata como quieres que estén. Al igual que usar bicarbonato de sodio, al mezclar con agua se introduce la joya y se frota simplemente con los dedos, vas a ver cómo se va yendo la suciedad sin apenas esfuerzo.

Por último, si quieres prevenir de suciedad tus joyas, es recomendable guardarlas en una bolsa de plástico cerrado cuando te las quites, al no estar en contacto con la humedad y el aire, evitas que cualquier tipo de polvo se acumule en ellas, dejándolas siempre como recién compradas en la joyería.

A %d blogueros les gusta esto: