¿De dónde provienen los pigmentos naturales que dan color a la mayoría de prendas étnicas?

¿De dónde provienen los pigmentos naturales que dan color a la mayoría de prendas étnicas?

Las prendas étnicas son muy características no solo por su aspecto, diseños y estilo perfectamente reconocibles, también por los materiales de los que están fabricadas. Estas prendas suelen estar compuestas por materiales muy naturales o tradicionales, y entre ellos se encuentran los pigmentos que conforman la parte más estética de cada pieza.

Qué son los pigmentos naturales

Los pigmentos naturales son elementos orgánicos que se extraen de plantas, insectos y minerales. Muchas prendas étnicas están elaboradas con este tipo de tintes, y es posible que las tengas en tu armario sin saber de dónde provienen o que proceso han tenido que pasar para llegar a tus manos ofreciéndote un acabado muy natural y ecológico.

Por sus características químicas, los pigmentos naturales tienen la virtud de teñir fibras naturales como el algodón, el yute, el lino, el bambú, el cáñamo, la lana, la seda, la vicuña o la alpaca. También se puede teñir viscosa y poliamida (nylon). Son pigmentos ecológicos y sostenibles, así que no contienen componentes perjudiciales para la salud ni tampoco para el medio ambiente.

La historia de los pigmentos naturales y las prendas étnicas

Los tintes naturales se remonta muy atrás, ya que fueron de los primeros colorantes que se utilizaron. Podemos datarnos en el año 4.000 a.C. en Babilonia, donde teñían las ropas fabricadas habitualmente con lana. También se registran algunos pigmentos naturales posteriormente, en torno al año 3.000 a.C. en China donde se extrae el tinte rojo.

Con el uso de estas técnicas en diferentes contextos y en pura expansión, para el año 2.000 a.C. India ya tintaba y estampaba con mucha soltura, siendo de los pioneros en este terreno y unos maestros todavía a día de hoy.  Los alquimistas egipcios ya combinaban por aquel entonces sales metálicas para usarlos como fijadores y convertir estos pigmentos naturales en colores permanentes.

Se puede encontrar todavía el primer libro completo de colorantes naturales, publicado por Giaventura Rosetti en 1548 en Venecia llamado “Selección de Técnicas del Arte de los Tintoreros” donde se analiza cómo las sales de metales influyen en la estabilidad del color y en la tonalidad del mismo. Investiga, entre otras cosas, en el uso de vinagre, orina y jabón para la permanencia del color.

La llegada del color sintético y el uso de los pigmentos naturales

Gracias a estas pruebas y experimentos realizados por los expertos en tintes y sus tratamientos en prendas étnicas, pieles u objetos llegaron todos los avances. En este contexto se puede determinar que para el año 1900 los colorantes sintéticos ya dominaban el mercado al completo de la industria textil. Desde entonces se tiñe con pinturas sintéticas prácticamente en todas las factorías y compañías dedicadas al tratamiento de telas o tapices.

Una excepción es la de las prendas étnicas, que siempre ha permanecido como una parte del mercadeo alternativa en la que se valora lo natural y orgánico por lo que prevalece el uso de pigmentos naturales para dotar de color todos los diseños. Aunque esto fue una práctica minoritaria durante mucho tiempo, el mercado de los tintes naturales está experimentando un interesante resurgimiento gracias a una mayor concienciación de los efectos de los químicos en el medio ambiente y en la propia salud de las personas.

Cada vez es mayor la demanda de productos sostenibles, y aunque los pigmentos naturales fueron durante mucho tiempo unos discretos supervivientes en la actualidad atienden a una necesidad social y comercial en aumento.

Método para utilizar el color natural en las prendas étnicas

Las prendas étnicas son parte de ese sector superviviente que prioriza los pigmentos naturales, y utiliza comúnmente el método por lixiviación para extraer y estampar el color en los textiles. Se extraen uno o más componentes de una fase sólita mediante el uso de una fase líquida y los colorantes extraídos pueden ser usados a corto plazo porque se pueden oxidar o variar su tonalidad.

Otro método muy habitual es el uso de colores naturales de manera semi industrial, manteniéndolos de forma líquida enfriando la extracción entre 65-70ºC y filtrándola. Para obtener los colores deseados se utilizan ingredientes naturales como las cebollas, las alubias negras, el laurel o las alceldas.

A %d blogueros les gusta esto: